657 198 146 / 926 231 883

info@ergo-terapia.es

¿QUÉ LE PASA? ¿POR QUÉ SE COMPORTA ASÍ?

¿Qué le pasa?¿Por qué se comporta así? Son preguntas muy frecuentes que se hacen repetidamente familiares de personas que han sufrido un daño cerebral adquirido.

Es muy habitual que tras un proceso de daño cerebral adquirido, las personas pueden no volver a comportarse como habían hecho a lo largo de su vida. En ocasiones pueden presentar comportamientos socialmente poco aceptados que dificultan la interacción con el resto de personas.

Estos cambios a parte de influir en la sociabilidad de la persona, influyen de manera muy directa en el proceso rehabilitador de la persona, dificultando enormemente la rehabilitación de la persona.

¿Qué es la teoría de la mente?

La teoría de la mente hace referencia  a la habilidad para comprender y predecir la conducta de otras personas, sus conocimientos, sus intenciones y sus creencias. Es decir la capacidad para entender respuestas faciales, posturas corporales, ironías o bromas, o simplemente la capacidad para ponernos en la piel de otras personas.

Por tanto la teoría de la mente engloba tanto a componentes físicos, cognitivos y motores.

¿Qué dificultades presentan?

Las personas que han sufrido un daño cerebral adquirido presentan dificultades en numerosas actividades cotidianas, como pueden ser:

  • No comprenden reglas socialmente admitidas.
  • Incapacidad para leer entre líneas o comprender ironías.
  • Dificultad o incapacidad para leer y mantener la atención.
  • Falta de sensibilidad por los sentimientos de los demás.
  • Incapacidad para emitir mentiras o detectarlas.

Es por esta razón, por las que muchas personas con daño cerebral adquirido y éste tipo de alteraciones,  se presentan insensibles ante las circunstancias de los demás o incluso anteponen sus propios deseos por delante de los demás.

Una de las principales dificultades radica en el entorno familiar, ya que en numerosas de ocasiones, no terminan de entender la enfermedad que padecen, ni las repercusiones que ésta puede tener en la persona,  obligando al afectado a comportarse de una forma que no termina de entender.

¿Cómo podemos trabajar?

El objetivo clínico radica en enseñar técnicas al paciente que le permita reconocer:

  • Sentimientos, pensamientos, expresiones socialmente aceptados y que sea capaz de entender el significado de las mismas.
  • Enseñar al paciente a utilizar representaciones mentales que se ajusten a la realidad y por tanto beneficiarse de una rehabilitación más completa.

Por tanto uno de los principales objetivos del servicio rehabilitador radica en entrenar al paciente en sus déficits e informar a las familias del por qué se comportan así y como deben actuar o abordar de una forma correcta para su familiar.

A %d blogueros les gusta esto: