657 198 146 / 926 231 883

info@ergo-terapia.es

ESCLEROSIS MÚLTIPLE Y CONCEPTO BOBATH

Esclerosis Múltiple.

Uno de los principales objetivos de la rehabilitación neurológica se basa en recuperar o mantener de una manera óptima de energía la realización de las actividades de la vida diaria de las personas.

Cuando hablamos de Esclerosis Múltiple, nos referimos a una patología en donde paulatinamente las personas que la padecen van perdiendo la capacidad para desarrollar dichas actividades de forma autónoma, debido a una pérdida progresiva de mielina.

Como ayuda el Concepto Bobath en la Esclerosis Múltiple.

El Concepto Bobath, se define como un planteamiento de resolución de problemas en la valoración y el tratamiento de personas con alteraciones de la función, movimiento y control postural debido a una lesión del sistema nervioso central.

Por ello, trata de reconocer qué es lo que le impide al paciente poder realizar sus movimientos y actividades normales para, de esta manera, establecer el tratamiento y sus maniobras específicas, evitando, así, el uso de series preestablecidas de ejercicios, algo que termina agotando al paciente.

  •  El conocimiento de la zona afectada. Es decir en el caso de la Esclerosis Múltiple es muy importante conocer cual es la zona que está desmielinizada, ya que la rehabilitación tendrá mas beneficios cuando tratemos el área concreta que cuando lo hagamos de forma generalista. Por lo que también es muy importante saber como va evolucionando la enfermedad.
  • La Plasticidad Cerebral, es un hecho que nos permite continuar el aprendizaje, pero debemos tener especial cuidado con dar falsas esperanzas al paciente.
  • Círculo social no solamente hablamos del familiar mas directo, sino de cuidadores. Éstos deberán aprender a manejar al paciente así como a dejar que sean capaces de poner en practica lo aprendido durante la sesión para lograr mantener la autonomía en las actividades de la vida diaria.

Qué debemos tener en cuenta.

A la hora de trabajar con un afectado por Esclerosis Múltiple debemos tener en cuenta:

  • Marcarnos objetivos reales.
  • Objetivos útiles y significativos para la persona.
  • Marcarnos objetivos a corto plazo.
  • Estado real del paciente.
  • Involucrar a la familia siempre que sea necesario.
  • Refuerzo positivo, ya que éste influirá de manera directa en la motivación del paciente y a su vez en la ejecución y mantenimiento de las actividades de la vida diaria. Por tanto deberemos informar y hacer partícipe al paciente de los avances que ha obtenido.

A %d blogueros les gusta esto: