657 198 146 / 926 231 883

info@ergo-terapia.es

ANÁLISIS DE LA MARCHA HEMIPLÉGICA

ANÁLISIS DE LA MARCHA HEMIPLÉGICA:

Para poder relizar un análisis correcto de la marcha de las  persona, debemos saber que el proceso de la marcha se realiza en tres fases:

  • Fase Inicial del Apoyo
  • Fase Media
  • Fase Final o de Apoyo

Cuando hablamos de patrón de marcha en personas que padecen algún tipo de lesión a nivel del sistema nervioso central, no podemos focalizarnos en un tipo único de marcha, sino debemos abrir el abaníco de opciones.

Debemos conocer que la marcha estará condicionada por algunos aspectos básicos que pueden influir de manera directa en algunas de las fases anteriormente mencionadas:

  • Espasticidad: Dificulta el apoyo del pie en la fase plantar del proceso.
  • Propiocepción: Dificulta la capacidad de sentir su propio cuerpo y en la posición en la que se encuentra.
  • Coordinación: Dificulta el tiempo y la velocidad del proceso.
  • Reflejos primarios: Aparición de reflejos primarios que dificultan la realización de forma correcta alguna de las fases del proceso de marcha.

 

TIPOS DE MARCHA:

  • Marcha del segador: Es un tipo de marcha caracterizado por el brazo en flexión y pegado al tronco y la extensión de la pierna, produciendo un movimiento semicircular. En esta marcha aparecen una serie de mecanismos compensadores:
    • Inclinación del tronco hacia el lado sano y hacia atrás para poder elvar la pelvis.
    • En la fase final se produce una flexión del tronco.

 

  • Marcha en estepage: Se caracteriza por una dificultad para realizar la flexión dorsal del pie por lo que para no arrastrarlo durante la marcha, tienden a elevar la pierna exageradamente.  En esta marcha aparecen una serie de macnismos compensadores:
    • Flexión de la cadera.
    • Flexión de la rodilla.

 

  • Marcha con Hiperextensión de rodilla: Se caracteriza por encontrarse la rodilla en hiperextensión, impidiendo la felexión normal de la rodilla.

 

En patologías muy severas será necesaria la ayuda de mecanismos externos como muletas, bastones, etc, para sustituir la función de los músculos deficitarios.

 

A %d blogueros les gusta esto: